REDONGDMAD

Volver

Pequeñas decisiones para grandes transformaciones

Los consumidores y consumidoras somos el eslabón final que hace posible el Comercio Justo. En cada una de nuestras decisiones de consumo, estamos dando un voto a un modelo u otro: el Modelo Neoliberal, basado en la obtención del máximo beneficio y el menor precio por encima de todo, y que favorece el enriquecimiento de unos pocos a costa de la mayoría; o el Modelo del Consumo Responsable, que valora por encima del precio las condiciones sociales y ecológicas en que han sido fabricados los productos que consumimos, y dentro del que se engloba
el Comercio Justo.

Estas pequeñas decisiones cotidianas nos otorgan a cada uno de nosotros y nosotras un poder como consumidores del que en muchos casos no somos conscientes.  Explotar ese poder nos da la capacidad de controlar a las grandes empresas multinacionales, de influir en sus decisiones y estrategias, y en definitiva, de conseguir un mundo más justo para todos y todas.  No renunciemos a ese poder.  Para aprovecharlo, debemos iformarnos sobre qué consumimos, cómo está producido y por quién, y enfocar nuestras opciones de compra hacia productos que respetan el modelo mundial que queremos.

Igualmente importante por nuestra parte es el apoyo a las campañas de las organizaciones de Comercio Justo destinadas a promover cambios políticos y económicos a escala internacional, para acabar con las situaciones de explotación y establecer unas relaciones comerciales equitativas.

El siguiente punto de este Manual Digital nos presenta algunas de estas campañas e iniciativas que podemos apoyar o que nos pueden ayudar a entender mejor su funcionamiento.